Sin categoría

Obesidad infantil: de prensa sensacionalista, juicios rápidos, y soluciones reales.

chahat
Chahat: bebé, según “La vanguardia” no queda claro si tiene 4 o 8 meses, y pesa 17 kg.

 

Es común que, en los días que corren, cuando aparecen éste tipo de noticias (alarmantes, pero sobretodo, con intención de polemizar, y no profundizar, sólo hay que leer el artículo para ver cómo está redactado “los padres niegan que.. pero LA MADRE ADMITE”.) el lector, especialmente el que llega a la noticia por las redes sociales, haga un juicio rápido y poco acertado de la noticia.

Tengamos en cuenta de dónde viene la noticia (qué medio lo difunde).

Tengamos en cuenta qué busca la noticia: busca alarmar sobre un problema REAL (¿De verdad es una realidad que haya MUCHOS niños de 4 meses con éste problema? o busca POLEMIZAR sobre casos aislados para desviar sobre otras situaciones mucho más importantes del momento?

Tengamos en cuenta, qué sacamos nosotros al emitir el juicio: ¿Estamos reflexionando sobre el caso en concreto, sobre la sociedad en general, sobre nosotros de forma indirecta?

Sí, en España tenemos un gravísimo problema de obesidad infantil, pero, prejuzgar un caso aislado por una noticia, no cambiará la situación actual.

Se me ocurren por lo menos 5 posibilidades, por las que esta criatura ha llegado a ese punto, y la culpa no es de los padres:

– Dónde nació (recursos económicos, sanitarios)

Síndrome de Prader-Willi

Enfermedad de ROHHAD

Enfermedad de Cushing

Deficiencia congénita a la leptina

Es importante, antes de juzgar, saber si es justo que lo hagamos. Si tenemos la información suficiente (rara vez es así, especialmente cuando se trata de información recibida por según qué medios) para emitir dicho juicio.

 Huelga decir que si bien, existen casos aislados en los que la obesidad infantil tiene un difícil control, como los casos anteriormente nombrados, no es la realidad a la que nosotros nos exponemos a diario.

Hay cosas qué sí podemos hacer para evitar, hasta cierto punto, la obesidad infantil:

  • No promover el consumo de alimentos ultraprocesados, especialmente aquellos ricos en azúcares simples y grasas de mala calidad, así como refinados. 
  • Promover el consumo de fruta entera, en lugar de zumos (ya sean naturales o envasados)
  • Comer comida real, alimentos que podamos identificar (tales como legumbres, cereales, frutos secos, fruta fresca y entera, verdura, huevos, carnes identificables y no procesadas, pescados, mariscos… preferiblemente frescos, o ultracongelados y de pesca abierta, no piscifactorías)
  • No premiar con comida o bebidas azucaradas, así como productos superfluos como gominolas, helados o tartas.
  • Premiar con reconocimiento de mérito, cocinar con ellos, hacer la compra con ellos, en sitios especializados, como fruterias, tiendas a granel, etc, dónde no hayan productos con packaging de sus personajes favoritos.
  • Motivarlos a hacer ejercicio, de forma divertida: son niños, no quieren pasarse 1h en kárate cada 2 días, quieren salir a jugar con sus amigos/mascotas, hacer excursiones divertidas, ser partícipes de la planificación, inventarse aventuras.
  1. Si vives cerca de la playa, ahora que llega el buen tiempo, planificar por las tardes partidos de volley-playa, patinar cerca del paseo marítimo.
  2. Si eres más de montaña, excursiones cerca de los ríos, embalses, lagunas. Deportes de aventura de montaña.
  3. Si vives en la ciudad, hay deportes divertidos, más allá del fútbol, artes marciales… Cómo escalada en rocódromo, que ofrece un efecto recompensa al momento, trabajan todo el cuerpo y nunca son iguales.
  4. Llevar a cabo los cumpleaños en camas elásticas y otros parques que promuevan el ejercicio y la actividad física.
  • Evitar que pasen demasiado tiempo con videoconsolas, tablets, televisión, ya no por el sedentarismo (que también) si no por la cantidad de publicidad de comida superflua que hay.
  • Recordad que los niños hacen lo que ven: no tiene sentido negarles una chocolatina o unas patatas, si te ve comerlos luego. Cambiar vuestra alimentación, es positivo para toda la familia.
  • No permitáis que sus familiares/conocidos (colegios, madres de amigos) den, bajo la premisa de “por una vez no pasa nada” o “hay que comer de todo”, aquellos productos que no son positivos para su salud.

Si ya existe obesidad infantil es importante acudir a un Dietista o Dietista-Nutricionista para revisar la alimentación actual, corregir los posibles errores y adecuar la dieta a la etapa en la que se encuentra: No olvidemos que están en una etapa de desarrollo y crecimiento y es indispensable que lleven una alimentación completa y saludable.

Debemos evitar pasar del extremo de la alimentación superflua (MALNUTRICIÓN) a la alimentación deficiente en cantidad y calidad (DESNUTRICIÓN), además de evitar generar pensamientos de culpabilidad, frustración y ansiedad.

Y lo más importante, no tiréis la toalla, muchos profesionales seguimos luchando por cambiar la situación actual entorno a la obesidad. Uniros a nosotros incorporando hábitos saludables a vuestra vida.

Anuncios

Un comentario sobre “Obesidad infantil: de prensa sensacionalista, juicios rápidos, y soluciones reales.

  1. Estoy contigo. Mis hijos no tienen ningun problema de peso, y, paradojicamente, eso le da a su entorno mas motivos para darles el tipo de comida que nosotros rechazamos. Es una lucha constante con el mundo: galletas y bollos molones en el cole, patatas fritas y chuches TODAS las tardes en el parque, las casas de los abuelos que se parecen cada vez mas a la casita de chocolate de Hansel y Gretel… Y para los niños es durillo porque aunque digan que no porque es lo que les decimos nosotros, les apetece todo eso; ademas quedan excluidos del grupo durante un rato porque todos los niños estan arremolinados alrededor de la chuche del dia y ellos vagan solos esperando a que acaben de comer y vuelvan a jugar… me da mucha pena y me repito 130 veces que es por su salud. Ademas todo esto acompañado de comentarios juiciosos de los padres (si si, los de los pelotazos me critican a mi) a los que prefiero hacer oidos sordos porque si no me paso la vida segregando bilis… En fin… me consuelo pensando que le estoy inculcando habitos saludables que el pasara a sus hijos; y es la unica herencia de valor que les puedo dejar…jejeje

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s