Sin categoría

Y ¿Qué puedo comer cuando estoy fuera de casa?

person-2248567_1920

Se acerca el puente de Mayo, el día de la madre, se acerca la temporada de bodas, bautizos y comuniones, a la vuelta de la esquina tenemos las vacaciones… Y la pregunta más recurrente que podemos oír en consulta (e incluso a veces en la propia calle) es: Y qué puedo comer cuando estoy fuera?”

Vayamos por pasos:

  • Por comer, puedes comer lo que quieras. Muchas veces se asocia acudir a un dietista, con pautas restrictivas o prohibitivas, y salvo que hayan patologías y objetivos concretos (Para que nos entendamos, si tienes el colesterol elevado, y no quieres tomar estatinas, debes llevar una alimentación saludable y hacer ejercicio, no puedes ponerte ciego a callos con pan blanco, 3 copas de rioja y arroz con leche de postre) no solemos prohibir nada. Sobretodo, porque entendemos que hablamos con pacientes adultos, y que si acuden voluntariamente a nosotros, es porque quieren cambiar. Nadie se gasta dinero en acudir a un especialista para no seguir sus consejos ¿No? 
  • Si cuando haces esa pregunta lo que en realidad quieres decir es “¿Qué opciones saludables podría encontrarme en un restaurante e incluso un bar de tapas?” Aquí vengo  dejarte algunas alternativas. Puede que algunas te sorprendan

Lo primero que debemos saber es que, lo que hagas en un día no fastidiará todo el trabajo que lleves hecho, salvo si, ese día, te sirve de excusa para que se repita una y otra y otra vez. Entonces, no hemos conseguido nada.

Si tienes un evento, y no has podido escoger lo que había para comer, antes de nada, debes entender que:

El Consumo de alcohol está desaconsejado siempre (con o sin patologías). Si lo haces, es bajo tu responsabilidad y moderación. Ningún profesional sanitario que se interese por tu salud, cederá a tus insistentes preguntas de “pero bueno, si pudiese beber, ¿Cuánto sería? ¿Qué sería mejor: cerveza o vino? ¿Y si me tomo chupitos mejor para water-2176787_1920emborracharme antes?

La bebida debe ser agua, también es una “norma”. No es nada nuevo que no te haya tenido que decir tu médico y Dietista o Nutricionista de confianza. Si te ha dicho lo contrario: HUYE.

No hagas plato único (¡OH DIOS MIO! QUÉ DICE ÉSTA LOCA?”) Si haces dos platos, y el primero siempre es verdura (Parrilladas, woks, salteados, cremas, sopas, ensaladas, gazpacho, salmorejo, mushroom-1998763_1920tomate aliñao, setas,  esparragos, escalivada, pimiento asado..), el segundo que sea lo que te apetezca. Intenta que, dentro de lo que te apetezca, no te vengas arriba.  Por poner un ejemplo: Te apetece pizza. Ok. NO TE PIDAS LA MÁS GRANDE Y CON MÁS GUARRADAS. Pídete una que lleve verduras + lo que te apetezca (carne, pescado, queso….). Intenta no comer si no tienes más hambre, recuerda que COMPARTIR ES VIVIR y puedes dárselo a las miles de personas con las que te cruzas por la calle que piden para comer.

Llega el momento postre, y ves tu tarta favorita. Ok, mi consejo es que pienses “¿Realmente la necesito?” No se trata de subir o bajar de peso, si no de que, la repostería en general (por muy casera y con amor que esté hecha) no tiene la finalidad de nutrirnos. La Base suelen ser cereales (enteros, como el arroz con leche, o harinas, como bizcochos o bases de tarta) + azúcar (en cualquiera de sus maravillosas presentaciones: glucosa, fructosa, azúcar mascavado, azúcar moreno, miel, melaza, maltodextrina…) + grasa de mala calidad (margarinas, natas montadas, aceite de palma, de coco refinado) + algo que le da sabor (que la fruta cruda suele brillar por su ausencia). Puedes comerlo, pero que sea de forma consciente, sin culpafilipendula-ulmaria-1526400_1920rte después de hacerlo. También puedes compartirlo. O puedes obviarlo
(muchas veces, cuando comemos fuera de casa, comemos más cantidad y generalmente llegamos al postre llenos, por lo que el postre, puede ser una infusión digestiva)

Rememora anteriores salidas gastronómicas de ese estilo, recuerda como eran tus digestiones después (justo antes de empezar a cambiar tu alimentación y sentirte bien) ¿Crees que excederte en cantidad y hacer mala elecciones entorno a la calidad de lo que comes, te llevará a esas situaciones incómodas post-pandriales?

family-1454783_1920El ejercicio físico o una vida activa, ayudarán a paliar los síntomas de una comida copiosa: No, no hablo de bajar “esos kilitos”. Hablo de ayudar a evacuar, digerir, reducir gases y hacernos sentir más livianos.

Además, no es ninguna novedad, que aconsejamos llevar una vida activa.

Algunos ejemplos de tapas y comidas que podemos comer fuera de casa:

  1.  Gambas salteadas o peladassoup-640899_1920
  2. Mejillones al vapor con pipirrana
  3. Gazpacho o salmorejo (Soy de las que piensa que el pan frito sobra, sí)
  4. Setas o champiñones a la plancha
  5. Pimientos asados/samfaina/escalivada
  6. Sepia a la plancha con ajo perejilmaki-716432_1920
  7. Sushi y sashimi de pescado y/o verduras (moderación con el sushi que no sólo es
    arroz refinado, si no que además lleva azúcar añadido)
  8. Ensaladas con alegría (Dejad a un lado las ensaladas verdes o primavera, y buscad aquellas que tengan cosas que os gusten como ventresca,caballa, huevo, cebolla pochada, frutos secos, semillas fruta, pollo, tofu, germinados, queso de cabra…)salad-1672505_1920
  9. Tortillas (en general: igual me vale una francesa, de patatas, con espinacas o grelos, hasta rellena de idiazábal en según que zonas de españa estéis)
  10. Tostas con verduras y pescado/queso/huevo/carne magra/hummusmediterranean-1759337_1920
  11. Wok de verduras con tofu cacahuetes y salsa de sojafood-563110_1920
  12. Hamburguesa vegana (de tofu, seitan, soja texturizada o tempeh) con ensalada
  13. Guisantes con jamon o gambas
  14. Paella de marisco y verduras
  15. Por supuesto, cualquier pescado o marisco al horno o plancha, con salsas de verduras o finas hierbas
  16. Las carnes,  recordad que la recomendación oficial es no incluir fiambres, embutidos, y el consumo de carne roja debe ser inferior a 1 ración cada 10 días.
  17. Los encurtidos, como pepinillos, aceitunas, chukrut, kimchi, banderillas, etc, son una buena opción para tapear.
  18. Recuerda que los frutos secos pueden estar presentes entre horas o en las comidas principales, mejor crudos o tostados, evitando los fritos o salados.

Comer saludable no es sinónimo de aburrido e insípido, por mucho que os cueste creerlo, el truco está, en aprender a disfrutar de la comida real.

Combinad diferentes sabores, texturas, temperaturas y colores en una misma comida, y disfrutaréis con todos los sentidos.

¡Buen puente de Mayo adelantado a todos!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s